domingo, 23 de octubre de 2011

Desde Perú: Homenaje póstumo a Félix Reyes Melo.

En México se celebra hoy 23 de octubre el Día del Médico.  En el curso de la semana que concluye, en la  hermana república del  Perú ocurrió una muerte absurda, pero que finalmente se traduce en una herencia maravillosa.  Pierde la vida por un evento súbito un joven médico en etapa de formación profesional, quien habría dispuesto que en dicho caso sus órganos fueran donados, y así sucedió.   Félix Reyes Melo,  joven médico,  sigue vivo dentro de los  cuerpos de varios  destinatarios de ese regalo de vida.  Aquí van tres epístolas escritas por dos médicos peruanos, amigos del alma, que cruzan medio continente para venir a instalarse en el corazón de cualquier mexicano que las lea.* 
 Descansa en paz Félix, de ello no nos cabe duda alguna. M.C.

*Por razón del espacio me vi en la necesidad de editar los tres textos, buscando no  alterar su esencia.


Félix Reyes Melo. 


Con un gran dolor y pena hemos recibido la noticia del súbito fallecimiento de este joven médico residente de primer año de la UNFV, que solo hace unos dias estuvo rotando por mi Servicio, Pediatría "A" del Hospital del Niño.

La naturaleza ha sido cruel con este casi hijo nuestro, lo considero asi pues tengo una hija de su edad y tambien médica y considero cuan doloroso debe ser estos instantes para sus señores padres y todos cuantos lo amaban. Los hijos nunca deberian morir antes que los padres... sus partidas dejan heridas en nosotros que dificilmente cicatrizarán mientras dure nuestra existencia, Acompañamos en el dolor muy sinceramente a sus padres.

Pero Felix nos ha dejado además una leccion de fraternidad, humanidad y nobleza: ha sido su deseo en vida, y apoyado por supuesto por sus padres, de donar todos sus órganos para que sirvan a otros semejantes. Esta noche le serán extraidos los órganos, sus órganos que permitirán que otros sigan viviendo, que Félix siga viviendo en ellos. Nobleza al máximo...

Carlos Morales Paitán.
===========================================================

Con la última carta recibida hoy, hace unos minutos, de nuestro colega y amigo el poeta, novelista y narrador de cuentos Angel Gavidia, cierro transitoriamente esta saga de cartas dirigidas a FELIX REYES MELO, por su paso a la eternidad, pues como sabemos él no ha muerto, y no lo digo en el sentido poètico.... él no ha muerto porque seguirá viviendo en los cuerpos de otras personas, de otros hermanos.... y es que cada célula de FELIX es él mismo, enterito...

Carlos Morales Paitán
==================   ========================   ====================


Carlitos, sí, pues, nuevamente convocados por la muerte. Pero ¿recuerdas cómo, cuando estudiantes, solíamos gritar por las calles de Lima "¡cuando un revolucionario muere, nunca muere!"?. Y revolucionario, Carlitos,  para la jerga de ese entonces era ser un hombre bueno, alguien que había entregado su vida por la justicia, por los demás. Este colega nuestro, por lo que me cuentas, también fue, es, un hombre bueno, donó su órganos, fíjate, es decir, quiso ayudar al prójimo hasta en el último latido de su noble corazón. Y lo ha logrado. Tú sabes  también de otro Felix, Felix Ugás, estudiante del cuarto año de medicina de la Universidad Nacional de Trujillo que cayó también en plena lucha cuando  adquirió la peste neumónica de una paciente que acaso quiso ayudar también. Y conoces al colega Bala Guerrero que enfrentando a la tuberculosis de los hermanos africanos fue arrastrado por uno de esos ríos de tan castigado continente. Son los revolucionarios de nuestro tiempo, Carlitos, y claro, no morirán, se sembrarán en las vidas y las conductas de los jóvenes médicos que toman sus postas, como tu hija, como los hijos médicos de los colegas médicos. ¿No has notado que todos tienen esa sonrisa buena a pesar de la fatiga del duro entrenamiento? ¿Y tienen esa ilusión que a veces, como en tu alumno, la torpe muerte pisotea? De todos modos, maestro, como dijera Gandhi, una muerte empobrece siempre a la humanidad, y la muerte de un ser humano tan valioso como el Dr. Reyes Melo nos empobrece doblemente.
Un abrazo.
Angel Gavidia


3 comentarios:

  1. quienes tuvimos la suerte de conocerlo coincidimos en que no son palabras y melito como lo llamabamos cariñosamente se hizo querer por ser esa persona a quien confiarle un secreto o a quien pedir un consejo en entero una bella persona de esas que ya casi no hay, lamento profundamente como todos los que lo conocimos su partida y siempre estaras con nosotros en nuestra mente para guiarnos y en nuestros corazones para compartir esa bondad que demostrastes hasta el ultimo momento terrenal QDEP amigo Melo

    ResponderEliminar
  2. era un amigo a carta caval yo lo conoci en epoca escolar un amigo en el que podias confiar y poner las manos al fuego siento mucho tu partida amigo felix estes donde estes se que eswtaras cuidando a tus padres soy su amigo M,E,T

    ResponderEliminar
  3. ERA UN VERDADERO AMIGO A CARTA CAVAL YO ESTUDIE CON EL TODA SU ETAPA ESCOLAR PRIMARIA Y SECUNDARIA Y LO CONOCI Y ERA UNA GRAN PERSONA SIENTO MUCHO SU PARTIDA ACABO DE ENTERARME RECIEN ESTES DONDE ESTES AMIGO SE QUE ESTAS CON DIOS A SU LADO Y DESDE AHI ESTARAS VIENDO A TUS SERES QUERIDOS UN ABRAZO AMIGO DE TU AMIGO MANUEL ESCOBAR TELLO.

    ResponderEliminar